/ Opinión

Que tu palabra por defecto sea NO

Si hubiera hecho caso a mis clientes les había proporcionado un caballo más rápido .
Henry Ford

En casi todos los ámbitos de nuestra vida resulta mucho más fácil decir que sí, Si a otro negocio, si a otro software, si a una fecha de entrega optimista, si a un diseño mediocre y en poco tiempo todas las cosas que hemos aceptado hacen un montón tan grande que ya no nos deja ser analíticos y creemos que todos esos sí que hemos dado han sido la mejor opción.

Es como cuando tienes una relación; dejarlo es complicado, pero seguir solo por no decir que no es más que complicado, es abrumador.

Adquirir el habito de decir que no con el tiempo nos puede evitar muchos dolores de cabeza y si lo aplicamos en nuestras propias ideas nos ayudara a que se aclaren, ya que si decimos si a todo con el tiempo las cosas se demoran, se complican y acabas trabajando con planteamientos en los que no crees.

Tampoco te creas eso de que “el cliente siempre tiene la razón” imagínate que eres programador y tu cliente te dice que no quiere pagar más por x tecnología que su aplicación necesita porque con una actualización su sistema ahora acepta pagos en línea y tienes que proteger información más sensible, es mejor decir que no y que se busque otro proveedor a enfrentarte en un futuro con fuga de información.

Tampoco hace falta ser mal educado cuando tengas que decir que no. Sencillamente se sinceró y explícale a tu cliente porque no puedes hacerlo y no estás en disposición de aceptar, la gente se sorprende gratamente cuando te tomas el tiempo y la molestia de exponer tu punto de vista.

El objetivo es que tu estés contento con las cosas que aceptas, tu eres el que tiene que creer por encima de todo en las cosas que haces.

Saludos, Jesús Verduzco (El Yisus)